Jugando con Maquiavelo y sus lecciones.

  1. Viendo el último capítulo transmitido (y retransmitido a petición de los televidentes) del serial En silencio ha tenido que ser, en esta nueva temporada denominado Las razones de, me he dado cuenta de que nuestras autoridades, tan convencidas del control total que tienen sobre las mentes de los ciudadanos, son incapaces de aceptar que alguien, sin órdenes ni compensación monetaria de nadie, pueda pensar por cabeza propia y tener criterios y, menos aún, expresarlos públicamente. Según el esquema oficial, todo el que no piensa como está establecido, es un mercenario, un asalariado del imperio (¡otra vez el dichoso imperio!), un lacayo y muchas otras barbaridades. Tan acostumbradas al pensamiento único (principio totalitario), el cual han exigido y exigen a sus seguidores (incondicionalidad absoluta), no pueden entender la diversidad del mismo, como algo inherente a la libertad individual de todo ser humano.
  2. La retahíla de pruebas para demostrar sus verdades, muchas sacadas de contexto y otras fabricadas, persiguen el único objetivo de descalificar y denigrar a quienes no pueden vencer con argumentos, utilizando para ello el dominio absoluto que ejercen sobre los medios de comunicación nacionales, a los que los descalificados y denigrados no tienen acceso. Estos solo pueden defenderse en la Internet, utilizando vías disímiles, más para la opinión exterior que para la interior, pues los cubanos la tienen prohibida.
  3. Goebbels, el gran propagandista nazi, decía que una mentira muchas veces repetida se convertía en verdad. Durante la existencia del régimen al cual servía fue así. Sin embargo, desaparecido éste y él al mismo tiempo, salieron a flote las verdades que habían sido ocultadas durante años. Igual sucedió en todos los ex-países socialistas, encabezados por la extinta Unión Soviética. La verdad, tarde o temprano, se abre paso. Hoy está sucediendo en muchos países árabes donde, uno tras otro, son desenmascarados por sus pueblos los fetiches creados y mantenidos durante años de mentiras.
  4. Aquí, aunque en algunos discursos se ha hablado de tener en cuenta las opiniones diferentes, hasta ahora parece ser más retórica que práctica. La más absurda ortodoxia se sigue aplicando, a pesar de haber demostrado su fracaso, y se mantiene un gran trecho del dicho al hecho. ¡Es una lástima! En un ambiente sano, de pluralismo de pensamientos, se avanzaría mucho más, sin traumas dolorosos, que solo continúan dividiendo y enfrentando a los cubanos y, a la vez, retrasando las soluciones necesarias.
  5. Continuar viendo en cada opinión diferente la mano del enemigo, es un acto de ceguera política. Endilgarle el San Benito a ciudadanos decentes es injusto, además de deleznable, solo explicable por el ejercicio del poder absoluto durante demasiados años. Todo cambia y todo lo que nace un día perece: es una ley de la naturaleza y nada escapa de ella. Entenderla y facilitar su desarrollo es de inteligentes y responsables. Oponerse, al final solo puede conducir a más tragedia y dolor. Nadie sabe lo que sucederá en los próximos días y semanas, ni si habrán más capítulos del viejo serial. Abraham Lincoln dijo: Se puede engañar a todo el pueblo una parte del tiempo, a parte del pueblo todo el tiempo, pero no a todo el pueblo todo el tiempo. Sería conveniente, para toda la nación, que prevaleciera la cordura y que las demostraciones de fuerza cesaran. La ciudadanía, cansada ya de tantas tensiones políticas y económicas, además de las inherentes a la precaria sobrevivencia diaria, hasta ahora mantiene su indiferencia cívica. Nada asegura que la mantendrá por siempre. El diálogo respetuoso y no exacerbar las pasiones es lo que nos puede salvar de males mayores.

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Jugando con Maquiavelo y sus lecciones.

  1. Carolus dijo:

    LA SABIDURIA SECRETA DE MAQUIAVELO. La obra de Maquiavelo nos desvela los secretos de los juegos de poder. Aquí podrá leer sabios consejos intemporales sobre la naturaleza humana, el gobierno de los hombres, cómo actúa la diplomacia y cómo vencer en un conflicto. Sabrá cómo enfocar y resolver problemas cotidianos, así como conocer facetas de la psicología humana que no son políticamente correctas. DESCARGAR UN EXTRACTO EN:
    http://www.tusbuenoslibros.com/la_sabiduria_secreta_de_maquiavelo_carlos_martin.html

  2. Pingback: Playing with Machiavelli and his Lessons | Marmalade

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s