Aplicar el mismo bisturí

  1. Cuando leo artículos, ensayos y libros, publicados en Cuba, de historiadores y otros especialistas, dedicados al análisis de los diferentes gobiernos que existieron en la época republicana (entre 1902 y 1958), descubro que la mayoría les echan en cara el no haber cumplido con las promesas electorales, por las cuales fueron elegidos. Olvidan, no sé si a conciencia, que estos gobiernos actuaron por plazos de cuatro y, cuando más, ocho años. Aunque la brevedad del tiempo durante el cual gobernaron, no justifica lo que dejaron de hacer y debieron haber hecho, tampoco debe olvidarse lo que hicieron, ya que sin ello el país nunca hubiera alcanzado el grado de desarrollo que tenía al terminar dicha época.
  2. Me llama la atención el que estos mismos historiadores y especialistas no hayan aplicado el mismo filoso bisturí al análisis de estos últimos cincuenta años, donde un solo gobierno es el que ha detentado el poder absoluto y, por tanto, ha dispuesto de abundante tiempo para hacer y deshacer todo lo que se le ha ocurrido. ¿Es qué han decidido dejar espacio de por medio antes de darse a la tarea de valorar sus logros y fracasos? ¿No es una actitud bastante conservadora, por no decir demasiado cautelosa? Pienso que, precisamente por la falta de estudios críticos de las diferentes situaciones que se fueron presentando, y también por la falta de estudios abarcadores de periodos de tiempo, aparte de otros factores también importantes, nuestro panorama social se fue enrareciendo hasta llegar a la oscuridad actual donde, de pronto, nos damos cuenta de todos los errores cometidos.
  3. Es verdad que el secretismo existente, mediante el cual es difícil acceder a documentos oficiales, los cuales además nunca se han desclasificado, práctica normal en muchos países, ha complicado el acceso a esta información. Pero también es verdad que otros historiadores y especialistas cubanos, tanto radicados en el país como fuera de él, a quienes no se les divulgan sus trabajos y, menos aún, se les publican en el territorio nacional, han dedicado tiempo y esfuerzos a realizar estos análisis, que debieran constituir valiosas fuentes de consultas, si no fuéramos tan excluyentes. Sin embargo, esto no exime a los señalados, si valoran éticamente sus profesiones, a dejar pasar la bola, con el objetivo de no buscarse problemas y seguir flotando en el mar tempestuoso en que nos tocó vivir. Nuestra sociedad, en los últimos años, ha carecido de estas necesarias valoraciones críticas, y ahora las necesita más que nunca por encontrarnos en un terrible atolladero, del cual no nos será nada fácil salir, a pesar de todas las buenas intenciones.
  4. Es hora de que este complicado último medio siglo de la nación cubana, donde se ha abusado de experimentos sociales, utilizando al país como un gran laboratorio y a la población como conejillos de India, sea puesto bajo el microscopio y analizado profundamente, en primer lugar, para extraer lo positivo que haya habido, pero también todo lo negativo, con el objetivo de que nunca más vuelva a repetirse. Igual que se ha hecho, tal vez en demasía, con el medio siglo anterior, también debe hacerse con este último.
  5. Cuando se escribe la historia crítica de un país, no pueden dejarse agujeros negros a conveniencia de quienes detentan el poder en un momento dado. Debe escribirse toda, duélale a quien le duela, y cada hecho y personaje no debe escapar al análisis objetivo. Solo así la memoria histórica merece ser respetada y servir de fundamento al avance de la nación.
Anuncios

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Aplicar el mismo bisturí

  1. Guillermo Navarro dijo:

    Fernando , por favor , para hacer un analisis historico de las administraciones republicanas , con sus fallas y sus exitos , yo pienso que eso seria pasado por varios filtros ideologicos y economistas del Partido , donde el que escriba esos libros se arriesga a ser desfenestrado de sus prebendas como economista o historiador , y nunca mas poder chistar , ser echo talco por el aparato despiadado , para nunca mas ser persona en ese pais , si le publican un libro a alguien que haga un analisis objetivo y veraz , te aseguro , que ese sr no ve la luz del sol mas nunca , lo desaparecen y nadie te aseguro, ni preguntara por el , no he vivido ese infierno , ya que me fui en el 62 , pero ahi esta la Historia , de los que se atrevieron a discrepar , acuerdate que el Sr Feudal , dijo en la Biblioteca Nacional , donde reunio a todos los intelectuales y les dijo aquello , Dentro de La Revolucion , TODO , fuera de la Revolucion , NADA !!!! Saludos Guillermo Navarro .

  2. Fray Salvador Subira OFM dijo:

    Coincido con su análisis. Y puedo decirle que ya existe un libro reciente sobre la historia republicana sin incluir a Castro (que amerita algo aparte) ¨La Verdadera República de Cuba¨ en la que su autor, el Dr. Andrés Cao Mendiguren, ha asumido el criterio que Ud. expone y ofrece un balance sobre todo lo positivo de cada gobierno republicano, y es asombroso el volumen de realizaciones, que como Ud dice y también el Dr. Cao, explican el que Cuba estuviese en puestos de vanguardia latinoamericana.

  3. louisville dijo:

    Interesante articulo y me interesa porque soy como aficionado a esa etapa de cuba cuando existia democracia, claro de vez en cuando truncada por por algun tipejo como El mocho de Camajuani o el sargento taquigrafo jaja,pero en verdad se hizo mucho cuba era un pais con buena economia y eso se ve ahora, son pocas las obras importantes hechas en cuba que no fueran de antes del 59 y mira que se ha criticado a esos gobiernos cuando este ha tenido mas de 50 anos para hacer y lo que ha hecho es arruinar a cuba,ademas se habla de corrupcion pero nunca se dice que si lo hicieron mal la gran parte de ellos fueron nuestros gloriosos mambises que tal.

  4. Pingback: Applying the Same Scalpel | Marmalade

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s