Picotillo a la criolla

Cuba, desde 1878, quedó dividida en seis provincias, con sus correspondientes gobernadores y administraciones provinciales. En estas provincias, con los años, se constituyeron municipios con sus alcaldes y respectivas administraciones municipales (alcaldías). Esta estructura se mantuvo funcionando durante todos los años de la República, y en parte de la etapa socialista, aunque con ajustes de límites provinciales y municipales, y cambios en las denominaciones de los cargos.

  1. A partir del año 1976 las provincias se fragmentaron hasta convertirse en catorce, más un denominado municipio especial, Isla de la Juventud (en la práctica otra provincia). Como es de suponer, también aumentaron los gobernadores (ahora denominados presidentes del Poder Popular) y sus administraciones. Además, se agregaron el primer secretario del partido y su aparato político. Esto se repitió en cada municipio.
  2. Se argumentó entonces su necesidad, para mejorar la administración y hacer más eficiente y productiva la economía. Sin embargo, la burocracia política y administrativa creció desmesuradamente, complicando, en lugar de facilitar, el buen funcionamiento de las provincias y municipios y, como consecuencia, del país. Donde antes existía un gobernador con su aparato administrativo, ahora eran necesarios tres o cuatro, más lo correspondiente al partido. Lo interesante es que el territorio del país no había aumentado, sino que seguía siendo el mismo, ahora hecho un picotillo. Tampoco se resolvieron los problemas administrativos y económicos, sino que empeoraron.
  3. En la política de cambios, planteada actualmente, se prevé la reducción de la burocracia, también con el objetivo antes declarado. Llama entonces la atención la nueva división de la denominada provincia de La Habana, ya dividida en dos anteriormente (La Habana y Ciudad de La Habana), otra vez en dos: Artemisa y Mayabeque. De la provincia original ahora han salido cuatro. O sea, las provincias, con sus respectivas burocracias, aumentan a quince, más el denominado municipio especial.
  4. Parece ser que el objetivo real de tanto picotillo no ha sido el de hacer más eficiente la economía y la administración, sino el de aumentar el control de todo tipo sobre los ciudadanos, multiplicando los organismos e instituciones dedicados a ello, y acercándolos más a los mismos y a sus lugares de residencia y trabajo. Estos estancos geográficos, cada vez más numerosos, parecen haber dado buenos resultados. De ahí la reincidencia.
Anuncios

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Picotillo a la criolla

  1. Fernando , a eso le llamo yo CONTROL , control burocratico , mas jefes que indios mas comprometidos y mas represion para lo que viene , eso le dicen aqui expansion de gobierno mas burocratas que se alimentan de los que sudan la camisa , mayor gobierno , mas corrupcion , ellos ni tienen idea de que diablos hacen inventan y les salen los diablitos , los descabezan y les salen mas diablitos , eso esta minado de despotismo , y doble moral y desgraciadamente , la olla de presion reventara , algo parecido ha pasado en Egipto , donde el 40% del pueblo vive con menos de $2.00 diarios , el desempleo es de un 30 % y ya el pueblo no puede mas , hoy han salido millones a participar en una marcha masiva , y al fin se esta esperando que Mubarack anunciara que ni intentara participar en las elecciones venideras pero el pueblo se mantiene firme durmiendo en la Plaza Principal de El Cairo , el no entiende que lleva 30 anos de dictadura , y no se acostumbra a la idea que el pueblo no puede mas , y eso es lo unico que podra acabar con los viejitos siniestros y sus dinastias , masivamente el pueblo lo esta derrotando , y asi y todo no quiere soltar , son todos iguales !!!!1

  2. Pingback: Hash Creole Style | Marmalade

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s