Responsabilidad con la información

La publicación por Wikileaks de miles de comunicaciones clasificadas y altamente sensibles de funcionarios del gobierno norteamericano, ha creado una conmoción internacional. No es para menos. Ante el hecho consumado, hay quienes están de acuerdo con lo sucedido y quienes lo rechazan.

  1. El buscar y transmitir información sobre enemigos, posibles enemigos y amigos, lo han realizado y lo realizan los funcionarios de las embajadas de todos los gobiernos del mundo, sin excepciones. Es una práctica aceptada y no tiene nada que ver con el espionaje, que también se realiza, aunque de forma solapada. Se ejecuta para aportar elementos a tener en cuenta, a la hora de discutir la formulación de políticas. Son opiniones y valoraciones personales de funcionarios, no políticas de estado.
  2. Aplaudir la publicación, como hacen algunos, es jugar con un cuchillo de doble filo: todos pueden cortarse, pues todos lo practican. El problema estriba en que alguien los de a conocer. Resulta sintomático que Wikileaks, hasta ahora, solo haya publicado documentos de los Estados Unidos y no de otros países. Pudiera deberse a las graves deficiencias que existen en el control de este tipo de documentos, por los diferentes departamentos de este gobierno, o a que los de los restantes gobiernos están muy bien protegidos, aunque esta apreciación ofrece dudas. Me parece que hay un marcado interés en perjudicar, precisamente, a alguien en particular.
  3. Entiendo que existen informaciones que deben ser de dominio público, pues atañen directamente a los ciudadanos, pero también existen otras que no tienen por que serlo, pues atañen solo a los estados. Una cosa es la libertad de información y otra el libertinaje informativo irresponsable, con el objetivo de escandalizar. Establecer límites no es fácil, pero es posible y conveniente.
  4. Si esta práctica es aceptada, y no se toman medidas para frenarla, por los organismos correspondientes a nivel mundial, el caos invadirá las relaciones internacionales, haciendo aún más difícil la convivencia pacífica entre los estados, en un mundo globalizado. La irresponsabilidad no puede ser el derrotero a seguir.
    Anuncios

    Acerca de Fernando Damaso Fernandez

    Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
    Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

    Una respuesta a Responsabilidad con la información

    1. fernando damaso fernandez dijo:

      Me agrada mucho recibir tu comentario.Creo que mi blo en su confeccion ha tenido algun problema porque en la pagina principal no aparecen comentarios y yo pense que mediante el post de los escolapios iba a encontrar a algunos amigos perdidos.tratere de arreglarlo, gracias nuevamente, un abrazo,Fernando

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s