Una culpa compartida

  1. En los últimos años ha estado sobre el tapete mundial el tema ecológico y lo referente al calentamiento global. Desgraciadamente no se han logrado resultados determinantes, a pesar de la cantidad de reuniones y de las innumerables horas de trabajo dedicadas al problema. Parece ser que las soluciones no son tan simples como aparecen en artículos, discursos y libros.
  2. Para resolver un problema complejo es imprescindible el diálogo franco y libre de prejuicios, entre las partes involucradas. Este no ha sido el tono en las citas globales realizadas. Desde sus inicios se han definido dos posiciones contrapuestas: la de los países ricos y desarrollados y la de los países pobres y subdesarrollados. Estos últimos, pretendiendo en todo momento descargar toda la culpa sobre los primeros y además, exigiendo resolverla indemnizándolos.
  3. Profundicemos un poco. Es verdad que los países desarrollados han producido y producen mayor contaminación, al consumir más combustibles y elaborar mayor cantidad de productos, pero estos productos son consumidos por todos los países, desarrollados y no desarrollados. O sea, el productor contamina más y el receptor menos, pero si el receptor produjera lo que necesita, también contaminaría. Por tanto les corresponde un por ciento de la contaminación .La culpa, como se ve, está compartida y la responsabilidad por el deterioro corresponde a unos y otros.
  4. Si ambos grupos son responsables, y lo han sido a lo largo de la historia de la humanidad, las medidas para solucionar el problema deben ser aplicadas por ambos. Plantear indemnizaciones para aplicar medidas es tan oportunista como deshonesto. Además, no existe una medida única, como pretenden algunos demagogos, dedicados, más que a la solución real de los problemas, a utilizar cualquier tribuna para echar leña al fuego en su enfrentamiento idiotológico con el denominado primer mundo.
  5. En ese contexto absurdo se han planteado tonterías como cambiar el sistema o que el carbón, la hulla y el petróleo son los combustibles del capitalismo y el sol es el combustible del socialismo. Señores, más seriedad. Se olvida, ex profeso, que los ex países socialistas, con la extinta URSS al frente, fueron (y aún lo son) uno de los mayores contaminadores y destructores del medio ambiente, con sus enormes plantas industriales obsoletas y las faraónicas roturaciones de tierra y tala de bosques, sin ningún tipo de regulación ecológica. Ahí están como botones de muestra el contaminado lago Baikal y las regiones de Ucrania, afectadas por la catástrofe nuclear de Chernobil. También está el reciente derrame de petróleo en el Golfo de México y el de mercurio en Hungría. Como se ve el fenómeno nos afecta a todos. Si se quiere resolver el problema del calentamiento global, hay que desechar el oportunismo político y exigir a los gobernantes responsabilidad. Esta es tarea de los ciudadanos y de la sociedad civil de todos los países.

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Una culpa compartida

  1. Estimado Fernando Damaso , tiene ud razon en el problema de Pollution en el planeta , pero quisiera recordarle que no solo la Union Sovietica (antigua) el peor contaminador , en estos momentos se llama China , ya que no tiene petroleo , y si mucho carbon mineral , como tambien aqui en Usa , con la diferencia que aqui tenemos a la Epa Organizacion gubernamental que si te coge derramando petroleo o cualquier tipo de contaminante ambiental , mejor vete para China , y todas las empresas son reguladas por este organismo , especialmente las que sacan petroleo del carbon , tenemos sistemas de cuotas que son multas para el gobierno y de acuerdo a la produccion , se intercambian o venden distintas de esas industrias o sea que pagan por la contaminacion , no es la solucion completa pero es bastante efectiva , comparado con China y muchos paises en via de desarrollo ,y ya que estamos en este tema , le hablare de la Sherritt International una de las companias Canadienes que explotan el niquel en Moa , donde los desperdicios del proceso son altamente toxicos y daninos ,hace unos anos que hubo un escandalo internacional , por un barco lleno de ese desecho altamente intoxicante , que lo mandaban de Cuba para un pais africano , eso se supo y ese pais no recuerdo ahora cual , devolvio , el barco ,y no acepto su descarga , Canada tampoco lo quiso , y tengo entendido que volvio para Cuba , y no se ha vuelto a hablar de ello , aqui sabemos como la Bahia de la Habana de anos esta contaminada por el petroleo , el Rio Cauto segun los reportes esta casi seco y contaminado , en fin , amigo mio , los gobernantes y los grandes intereses contaminan mas que nosotros mismos , Un saludo afectuoso Guillermo Navarro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s