Recordando un refrán

  1. En un programa de la televisión cubana denominado Sitio del Arte, se presentaron dos ediciones dedicadas a los inicios de la televisión en Cuba. En ellas se entrevistaron a algunas personas que trabajaron en esa época, quienes emitieron diferentes opiniones y contaron algunas anécdotas.
  2. Una ex-modelo cervecera, devenida posteriormente actriz dramática, señaló que en los comerciales, ella tenía que beber la cerveza caliente. Los juegos de béisbol, patrocinados por la cerveza Hatuey y los cigarros Partagás, se transmitían desde el estadio de El Cerro, donde existía una góndola, colgada del techo, con cabinas para los narradores y un pequeño espacio para la realización, en vivo, de los comerciales. Allí se instaló un refrigerador con botellas de cerveza y de malta, siempre frías, y un mueble con cajas de cigarrillos y de tabaco, para su utilización en los comerciales, además, de forma gratuita, para el consumo de todos los que trabajábamos allí. Los comerciales que se realizaban en los estudios de la CMQ, disponían aún de Mayores condiciones.
  3. Otra fundadora señaló que antes los estudios eran pequeños y ahora son más grandes. Que yo sepa, en estos últimos cincuenta años, el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) ha utilizado los mismos estudios anteriores de CMQ, Canal 4, CMBF Canal 7, Telemundo Canal 2 y Canal l2, eso sí, bastante deteriorados y, muchas veces sin climatización, lo que se ha notado en los programas en vivo, en los sudados conductores e invitados. Solo hay que ver el edificio del ICRT, antes de CMQ, para comprobar el deterioro acumulado: ventanas rotas o inexistentes, persianas descolgadas, huecos para aires acondicionado vacíos, tapiados con cartones, madera, y planchas de metal, descascarados, falta de pintura, etcétera. Si ese es el exterior, me imagino el interior.
  4. En la década de los años cincuenta, la televisión cubana era, después de la de Estados Unidos, la mejor y la más innovadora. Equipada con magnífica tecnología, transmitía numerosos programas estelares de variado tipo: musicales, telenovelas, dramatizados teatrales, humorísticos, deportivos, informativos, etcétera, contando con un elenco de talentosos artistas y técnicos, altamente profesionales.
  5. Hoy, la televisión cubana, no es tan siquiera la sombra de lo que fue en la década de los cincuenta y primeros años de los sesenta. Politizada hasta el absurdo, deficientemente equipada, desprovista de los recursos necesarios (a no ser para los programas de corte ideológico), languidece como el resto del país, esperando tiempos mejores. Quiero creer que algunas de las opiniones expresadas en Sitio del Arte, están afectadas por falta de memoria de los entrevistados. De todas maneras para decir mentiras y comer pescado, hay que tener mucho cuidado.

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Recordando un refrán

  1. Pingback: Recalling a Saying | Marmalade

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s