El Martí que prefiero

  1. El ideario de José Martí, el más grande y universal de todos los cubanos, a lo largo del tiempo ha sido utilizado por unos y por otros en función de sus intereses políticos. Su amplitud y el haber tratado prácticamente todo lo humano y lo divino en su obra, ha influido en esta situación.
  2. Sus ideas y su pensamiento, expuestos como lineamientos generales aplicables en cualquier región geográfica y tiempo, rompen el marco estrecho de cada país y época, y se hacen extensivos al ser humano. Esto, a la vez que los ha valorizado, los ha hecho susceptibles de una utilización variada, que puede moverse cómodamente entre extremos contrapuestos.
  3. También han aportado su grano de arena a esta ambivalencia, los diferentes estudiosos de la obra martiana quienes, desde sus cosmovisiones individuales, la han interpretado, unas veces honestamente y otras no tanto, respondiendo a intereses circunstanciales, a los cuales se encuentran sometidos. Así ha surgido un extraño Martí multiuso, bien alejado del real. La nefasta práctica de extraer con pinzas frases e ideas fuera de su contexto original, según las conveniencias, y exponerlas como dogmas, se ha extendido desmesuradamente y hoy, la mayoría de la población, solo conoce a este Martí castrado.
  4. Además, ediciones críticas de sus obras, análisis, interpretaciones y hasta valoraciones, han inundado nuestras bibliotecas y centros de estudio, cada uno con su visión y su carga de subjetividad, logrando, a veces sin mala intención, desvirtuar y hasta comprometer el pensamiento martiano.
  5. Me enorgullezco de poseer los cuatro tomos de sus Obras Completas, editadas en el año 1946 y, más aún, de haberlos leído. No me considero un especialista, sino un simple conocedor y admirador. A veces he regresado en diferentes momentos a ellas, en busca de algo importante y siempre, en mayor o menor medida, lo he encontrado. Este Martí puro, en su estado natural, no contaminado, sin adiciones ni reducciones, es mi preferido.

 

Anuncios

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El Martí que prefiero

  1. Pingback: The Marti I Prefer | Marmalade

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s