El Regreso

EL REGRESO

El viejo mambí, sobre el taburete, levantó el sable y, de un certero tajo, partió en dos la larga mesa donde sus doce familiares se disputaban sus despojos. El radio dejaba escuchar a Michael Jackson cantando The bad, mientras por la ventana entraba el ensordecedor ruido de la concretera de la microbrigada. Daniel tiró del mantel y parte de la fina vajilla italiana se vino al suelo con gran estrépito. Entonces María, totalmente desnuda, haciendo pasos de ballet, se dirigió hacia el viejo mambí y se detuvo ante él en puntillas, dando las nalgas a los comensales. En su mano derecha traía una banderita roja que batía incesantemente, pasándola frente a la cara del viejo mambí. Cuando la lámpara de araña que colgaba sobre la mesa se iluminó, todos se pusieron de pie, haciendo sonar las sillas de madera dura y cuero repujado. Daniel dio un gran salto y quedó colgado de un clavo en la pared, junto al cuadro del abuelo con su uniforme español. María comenzó a girar ininterrumpidamente ante el viejo mambí y la banderita roja quedó flotando en el aire. De la cocina salió Joaquina, enfundada en su bata blanca, trayendo una fuente humeante de arroz con pollo. A su lado avanzaba una Santa Bárbara escoltada por cien velas encendida y un chivo blanquinegro, que llenó el comedor de un penetrante olor a orines. El viejo mambí mantenía desenvainado el sable. Levantó la cabeza y miró al techo. Cuatro murciélagos que colgaban de el se desprendieron y comenzaron a revolotear, pasando a gran velocidad sobre las cabezas de los comensales. Daniel se apretó contra la pared y María detuvo su baile. La canción terminó y solo se mantuvo el ruido de la concretera. El viejo mambí bajó del taburete, guardó el sable en su funda, se montó en su caballo y pasó a galope sobre toda la familia.

Anuncios

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El Regreso

  1. Pingback: The Return | Marmalade

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s