Algo diferente

Foto Rebeca

Ayer asistí a una interesante conferencia del arquitecto Miguel Coyula, sobre los antecedentes y el estado actual de las edificaciones en la ciudad de La Habana y su continuo deterioro. Se realizó en el antiguo Colegio Provincial de Arquitectos de La Habana, hoy transformado en Unión de Arquitectos e Ingenieros de Cuba, y los asistentes eran mayoritariamente viejos arquitectos e ingenieros y algunos jóvenes.

El tema, sin lugar a dudas, polémico, fue expuesto con abundancia de datos y fotografías, lo que demuestra la seria y profunda investigación realizada por el ponente. Algunos de sus planteamientos ya me eran conocidos, por anteriores trabajos suyos y de su hermano, el también arquitecto Mario Coyula, pero otros fueron totalmente nuevos.

Resumiendo el contenido principal de la conferencia, quedó bien claro que el 80% de las edificaciones de la ciudad, fueron construidas antes del año 1959 y, la mayoría, entre los años 1900 y 1958, principalmente en los años de la República (1902-1958). También que, debido a la falta de mantenimientos y a disposiciones absurdas (eliminación del ejercicio de los oficios por cuenta propia), el 80% de las mismas se encuentran en mal estado, lo que hace promediar derrumbes de tres (3) edificaciones por día, unas mil (1000) al año, sin que sean repuestas. El alojamiento de los afectados, cuando se produce (120 mil esperan por él, continuando residiendo en viviendas declaradas inhabitables), se realiza en albergues improvisados, sin las condiciones mínimas requeridas para vivir, o en instalaciones adaptadas o fabricadas de corre-corre, que en realidad son verdaderos barracones, con hacinamiento y promiscuidad garantizados. La red vial y los sistemas del acueducto y del alcantarillado, así como el eléctrico y el del gas, son los mismos de hace medio siglo, sin mantenimientos ni reparaciones de calidad, lo cual se hace bien visible por toda la ciudad, independientemente de algunas medidas tomadas en los últimos años.

A esto se suma, que no existe un plan bien coordinado entre todos los factores responsables, para su solución, pues la ciudad, como tal, en realidad carece de un gobierno central que defienda sus intereses y la dirija. Hasta ahora, el existente, funciona como un simple administrador de los intereses de los organismos e instituciones estatales, que hacen y deshacen a su libre albedrío, unos por ignorancia y otros por arrogancia. Esta situación caótica, producto de más de cincuenta años de improvisaciones y voluntarismo, tratando de igualar La Habana al resto de las capitales de provincias (lo cual, como es lógico, no se logró y ahondó aún más las diferencias), olvidando que es la capital del país, donde viven dos millones de ciudadanos y produce el 45% del Producto Interno Bruto, no aparece reflejada en las actuales actualizaciones, así como tampoco otros fenómenos que, más temprano que tarde, exigirán soluciones.

Desgraciadamente, se olvida que los fenómenos económicos, políticos y sociales están íntimamente vinculados y, que no se puede pretender resolver uno (o parte de uno), haciendo caso omiso de los restantes. Esta política errónea solo conduce al fracaso. Es una lástima que el contenido de este material, hasta ahora no haya despertado el interés de las autoridades, pues pudiera, desde una visión desprejuiciada, aportarles información resumida y servirles de mucho, para el cumplimiento de sus responsabilidades para con la ciudad. Se habla de la existencia de una comisión, para proyectar La Habana del 2030. Yo me pregunto: ¿Y qué vamos a hacer con la actual? ¿La dejamos desparecer? Si no se logra que los que viven en La Habana, se sientan identificados con ella, la amen, la respeten y la cuiden, todo será en vano, y esto, obligatoriamente, aparte de las regulaciones, pasa por la educación ciudadana desde la más temprana edad. La ciudad ha involucionado y no responde a las necesidades actuales de sus habitantes. Esta es la terrible realidad. Hasta el momento, no aparece ninguna luz en el oscuro túnel.

About these ads

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Algo diferente

  1. Hay otro problema mayor, es la explosión demográfica que el régimen totalitario no supo controlar, todo por su afán de expansionismo y adoctrinamiento, nada dado gratis, todo a un precio. Cuba capitalista tuvo una población aproximada de 6 millones y supongo que haya un aproximado de cerca de doce millones sin contar los miles que han emigrado y otra burrada del régimen totalitario fue cuando llevo el campo a las ciudades y así poder crear confusión en estilos y costumbres. En una ocasión salió en una famosa revista de arquitectura de Los Estados Unidos, “METROPOLIS” una bella residencia, diseñada por el arquitecto Mario Romañach -a mi criterio uno de los mejores- y aquella casa era un “solar” o “cuartería” más, de hecho establecen la comparación del antes y la actualidad. Me entristeció el estado tan deplorable de esa obra arquitectónica. La gente lo que no suda no lo cuida y es triste ver como esa bella Habana se ha ido y se seguirá deteriorando y es imposible recuperar ese abandono por más de 50 años.
    Me satisface saber que aún permanece el arquitecto Miguel Coscuyuela y su hermano que al menos saben valorar el patrimonio que dejaron sus colegas antes del 1ro de enero del 1959.
    En el 2006, murió aquí en San Juan el arquitecto Ernesto Gómez Sampera, el del edificio del Focsa.

  2. Hola, Fernando
    ¿Es posible que pongas en tu blog el texto de la conferencia del arquitecto Miguel Coyula?
    Puedes hacerlo en forma de documento adjunto al mismo post.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s