Cuentas de fin de año

Foto Peter Deel

Termina el año 2012, y es conveniente pasar la cuenta de los logros y fracasos, con el objetivo de comenzar el nuevo ligeros de equipaje. Para muchos ciudadanos constituye una realidad que, durante los meses transcurridos, se han producido cambios, que han movido en algo al inerte esqueleto (es lo único que queda) del modelo cubano. El que hayan sido poco profundos, demasiado lentos y que no hayan influido sobre la estructura económica del país, la cual se mantiene intacta en su obsoleta concepción socialista, es harina de otro costal.

En el año que termina, además de aprobarse los denominados lineamientos, los cuales más que una guía para el desarrollo representan un muro de contención, que establece los límites de los cambios, se han ampliado las posibilidades dentro de la entrega de la tierra en usufructo (presionados por el rechazo de los campesinos a la camisa de fuerza inicial), se ha flexibilizado en parte el trabajo por cuenta propia, ampliando algunas esferas de su acción, se ha tratado de poner orden en la planificación física, se han concedido ayudas (en casos extremos) y créditos para la reparación de viviendas en mal estado, se han establecido nuevas normas aduaneras y se han aprobado una nueva ley migratoria y una del sistema tributario.

Esto no significa, que en todas estas cuestiones estén en vías de solución o se hayan resuelto los problemas existentes. Aún la tierra en usufructo presenta muchas debilidades, y no satisface las necesidades y expectativas de los productores privados, estando sometida a regulaciones y ataduras absurdas, que conspiran contra la producción, la distribución y la comercialización, no propiciando la elevación de la oferta ni la disminución de los precios que pagan los consumidores. Las nuevas posibilidades dentro del trabajo por cuenta propia, se aprueban a cuenta gotas y solo después de prolongados plazos de innecesaria experimentación, en las llamadas provincias-laboratorios (Artemisa y Mayabeque), cuando deberían aprobarse y expandirse con más celeridad. Las regulaciones en planificación física, olvidadas y sistemáticamente violadas durante demasiados años, son muy difíciles de aplicar en un país, donde el deterioro y la carencia de viviendas constituyen una tragedia nacional, sin condiciones reales de solución a corto y mediano plazo, a pesar de las ayudas y créditos aprobados, la cual continuamente se agudiza, influyendo en la indisciplina social generalizada. Las nuevas normas aduaneras que, por su volumen, parecen ampliar las posibilidades de traer artículos al entrar al país, en realidad las limitan por el peso y el valor. La nueva ley migratoria, a aplicarse el próximo año, aunque facilita algunos trámites, crea nuevas limitaciones y traslada las ya existentes de un documento a otro (de la tarjeta blanca al cuaderno azul), sin eliminarlas, así como eleva el precio del pasaporte. La nueva ley del sistema tributario, también prevista a ponerse en vigencia, con algunas adecuaciones, el próximo año, aún constituye una incógnita a esclarecer durante su aplicación.

El estado de cuentas puede resumirse en una conclusión general: el esqueleto del modelo ha comenzado a moverse, pero el movimiento es insoportablemente lento y cauteloso, y no está en correspondencia con las necesidades de los ciudadanos ni del país.

About these ads

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cuentas de fin de año

  1. Otro año pasa y se acerca Cuba un poco más al siglo XVIII.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s