Un Poder que no es poder

Foto Rebeca

Por estos días, se han estado realizando las asambleas para elegir a los integrantes del Poder Popular en sus instancias primarias (delegados de las circunscripciones y municipios), las que continuarán con los de provincias hasta llegar a los diputados a la Asamblea Nacional, quienes, a su vez, designarán al presidente y vicepresidente del país.

El Poder Popular, en sus inicios, cuando se experimentó en la provincia de Matanzas hace bastantes años, esgrimió como uno de sus fundamentos, acercar el poder a la base, haciendo partícipes de él a todos los ciudadanos. Como teoría resultó atractiva, pero en la práctica, al extenderse a todo el país, demostró que no lo era tanto. Los elegidos, al no tener poder real, lo único que pueden hacer es clamar en el desierto, pues carecen de recursos materiales para resolver los problemas locales, y el gobierno tampoco se los facilita.

Es verdad que, legalmente, cualquier ciudadano puede aspirar a ser delegado en su base, pero en realidad no es tan fácil como parece. Para ello, debe compartir la ideología del modelo, al menos en palabras y hechos, si aspira a resultar elegido. Si tiene la valentía de presentarse desde una posición de cuestionamientos y críticas al mismo, es rápidamente neutralizado por los mecanismos existentes para ello (organizaciones de masas gubernamentales, bajo la orientación de la Seguridad y del Partido), quienes ejercerán la presión necesaria para que sea descartado como posible candidato, aún antes de su presentación como tal. Esto lo confirma el hecho de que nunca, durante los muchos años de existencia del Poder Popular, haya sido elegido un candidato que no comulgue con las autoridades establecidas.

Esta posibilidad de elegir, en realidad sólo existe en la base, ya que de ella hacia arriba sólo se elige entre estos candidatos elegidos, quienes asumen la representación de todos los ciudadanos, tanto en los municipios, como en las provincias y en la nación. Debido a ello, en las diferentes instancias, todo se aprueba por unanimidad y si, previo a la votación, se produce algún debate, éste es fundamentalmente para apoyar lo que proponen las autoridades, y nunca para rebatirlo o cambiarlo.

Este círculo cerrado de funcionamiento de la denominada democracia socialista cubana, asegura que nada cambie entre una elección y otra, como no sean algunos nombres y apellidos secundarios o de personajes fallecidos o caídos en desgracia, manteniéndose las principales figuras eternamente en el poder, a pesar de errores y meteduras de pata. La población, dedicada de lleno a la supervivencia y protegida por la doble moral, participa masivamente en el acto de votar, como una actividad formal más, sabiendo que nada cambiará ni que éste influirá en la consecución de sus proyectos de vida y, menos aún, en la solución de los problemas nacionales.

Un poder que no es poder, carece de basamento ético para mantenerse, y urge ser actualizado, si se quiere que todos los ciudadanos, y no sólo los escogidos por ser incondicionales al modelo, participen activamente en la vida política, económica y social del país, y aporten sus conocimientos, experiencias y trabajo. La nación es de todos los cubanos, estén donde estén, y no de unos pocos.

About these ads

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Un Poder que no es poder

  1. Wilken Fernández dijo:

    Por eso hay que ir a votar masivamente, pero en contra!!!!

  2. Angel Martinez dijo:

    Los Castros gobiernan porque los cubanos obedecen.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s