Decisión justa: compleja ejecución

Foto Peter Deel

Leyendo un artículo sobre los denominados subsidios, recientemente aprobados para ayudar a las familias que tienen problemas de vivienda, carecen de recursos financieros y están dispuestas a repararlas o reconstruirlas con esfuerzo propio, me surgen algunas interrogantes. El artículo se refiere sólo a Pinar del Río, una de las provincias más afectadas en los últimos años, por los huracanes que han penetrado en el territorio nacional.

Se plantea que se han asignado más de 12 millones de pesos, con los cuales 357 familias han sido beneficiadas hasta el momento, habiéndose iniciado 133 acciones (significa reparaciones o construcciones), y que 231 personas ya han adquirido los materiales en los puntos de venta. Más adelante se agrega que, de los 952 expedientes para optar por los subsidios, se han aprobado 357 (los señalados anteriormente) y 328 se encuentran en trámite, Es de suponer que los 252 restantes han sido denegados o aún no están en trámite. Hasta aquí todo está bastante claro.

La primera interrogante aparece, cuando se afirma que la provincia tiene pendientes más de 22 mil afectaciones, causadas por los huracanes que la han azotado durante la última década. Suponiendo que se aprueben los 952 expedientes (lo cual es muy difícil), quedarían 21,048 afectaciones sin cobertura económica para resolverlas. Esto significa, puesto en blanco y negro, que si en este año se resuelven 952 afectaciones, harían falta otros 21 años para resolver las restantes, esto suponiendo que durante ese tiempo, no aparezcan otros huracanes que produzcan nuevas afectaciones.

Como este es un proceso ordenado (algo demorado y lento diría yo) y existe un control riguroso desde los puntos de venta hasta la obra según el funcionario entrevistado, quiere esto decir que el subsidiado, además de aportar la fuerza de trabajo, tiene que aceptar que los burócratas de los distintos organismos involucrados en el proceso, controlen todos sus pasos. Por si todo esto fuera insuficiente, se plantea que el dinero del subsidio no puede utilizarse para cubrir los gastos de transportación de los materiales. Aquí surge otra interrogante: ¿Traslada el cemento, los áridos, las cabillas, etcétera sobre sus espaldas y las de sus familiares y amigos?

Cuando quienes establecen las regulaciones, desconocen totalmente sobre lo que están regulando, se producen estas incongruencias. ¿No sería más fácil, después de analizado y aprobado cada subsidio, entregarlo al beneficiado y dejar que el mismo (el más preocupado por resolver su problema de vivienda) lo utilice como estime conveniente, sin absurdas interferencias? ¿Cuesta tanto dejar de querer controlarlo todo?

Alguien tal vez plantee, que esta no es la única vía para resolver el problema de la vivienda, que también existen créditos bancarios. Es verdad, pero atrévase a solicitarlos y verá el vía crucis que le espera, si es que logra obtenerlos. Considero que una decisión justa (la de los subsidios), si no se aligera de la impedimenta burocrática que la acompaña actualmente, fracasará sin cumplir con sus objetivos.

About these ads

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Decisión justa: compleja ejecución

  1. Próximamente cumpliré 28 años de haber salido del régimen castro-comunista y leyendo este artículo, por demás interesante, el resolver los problemas con el atenuante del ‘amiguismo’ y la larga espera le vendría bien de fondo la canción de Julio Iglesias “La vida sigue igual…” por no decir peor.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s