¿Otra vez elecciones generales?

Foto Archivo

Una vez más, a pesar de la seria crisis nacional, el dengue endémico y una epidemia de cólera aquejada de secretismo, en el tapete nacional, el aburrido tema de las elecciones generales, convocadas para elegir (la palabrita se las trae) a los delegados a las asambleas municipales del Poder Popular en el mes de octubre y, en fecha que será dispuesta posteriormente, a los delegados a las asambleas provinciales y a los diputados a la Asamblea Nacional, de donde sale el Presidente del país y los principales cargos del gobierno.

En un país democrático, la realización de elecciones constituye todo un acontecimiento de interés nacional, dígase lo que se diga sobre ellas a favor o en contra, pues presupone la ratificación de un gobernante por su buen gobierno (donde la reelección está permitida) o su sustitución por otro (donde la reelección no existe) y, por ende, un cambio o no de política.

En nuestro país no sucede así: desde ahora podemos decir, sin temor a equivocarnos, quien será el presidente y quienes ocuparán los principales cargos, algo que viene sucediendo desde que se estableció nuestro proceso electoral, en su original variante. Además, podemos hasta señalar la cifra de participantes (el 99%) y hasta la de los votos válidos (no menos del 95%). Como aquí todo está planificado y, lo que es mucho más importante, controlado, no existe el menor margen de error y mucho menos la sorpresa.

De todas formas, más para consumo exterior que interior (donde los ciudadanos sólo se acuerdan de que existe un proceso electoral, el día en que deben acudir a depositar sus votos), se monta el espectáculo con actos organizativos, supuestamente trascendentales, y sus correspondientes discursos. Al constituirse la actual Comisión Electoral Nacional, se planteó que esta es una batalla política que el pueblo tiene que ganar una vez más. A pesar de la actualización del modelo, seguimos con el síndrome de las batallas. Además, ¿alguien duda de la victoria del pueblo? Todavía no se ha dado un solo caso en el mundo de perder sin opositor. Aquí la batalla está decidida de antemano, pues se efectúa contra ningún enemigo, ya que este brilla por su ausencia (está prohibido), aunque parece que, por las palabras del principal orador del acto, el enemigo, una vez más, será el imperio. ¡Contra alguien hay que competir, aunque sea de mentira!

Esperemos, como ya es habitual, una campaña electoral con abundantes consignas patrióticas, llamamientos al deber de votar , a ser incondicional y otras vaguedades, ante candidatos que sólo presentan como aval, su hoja de servicios al modelo en su biografía que, por lo general, a nadie le interesa ni dice algo importante, sin proponer ningún programa a cumplir ni nada parecido. Llama la atención que se diga que nuestro sistema político es la principal conquista de la revolución, de la cual dependen todas las demás. Si esta es la principal conquista, puede comprenderse fácilmente el porqué de tantos problemas y dificultades. Por ahora, no parecen estar en la agenda inmediata ninguno de los cambios políticos necesarios. Por lo tanto, estas elecciones generales prometen ser más de lo mismo.

About these ads

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s