Luces de un Festival

Foto Rebeca

Hace unos días, entre el 21 y el 23 de junio, se realizó el Festival Clic, un evento totalmente independiente, sin vínculos con ninguna institución gubernamental, cuyo contenido principal fue conocer y debatir sobre la tecnología que se utiliza en la Internet. En el mismo, lo tecnológico desplazó lo político aunque, sin lugar a dudas, el hecho de realizarse ya le confiere carácter político.

Fotos W.López

Fueron invitados a participar libremente todos los interesados en el tema, tanto independientes como orgánicos-gubernamentales, aunque estos últimos, claro está, no hicieron acto de presencia, tal vez por decisión propia (estaban en todo su derecho de no hacerlo) o por indicaciones superiores, para no buscarse problemas. Entre los muchos participantes, seguro había algún que otro agente encubierto (lo cual es normal), para informar lo que estaba sucediendo. Si su informe fue objetivo, deben aparecer en él las interesantes ponencias, tanto de los invitados nacionales como extranjeros, que actualizaron y ampliaron nuestros conocimientos tecnológicos, y nos mostraron como lograr el mejor empleo de los medios existentes, y los amplios debates, que permitieron romper en algo, tanto el embargo exterior como el bloqueo interior, a que estamos sometidos la mayoría de los cubanos. También hubo un Festival Infantil, donde los niños asistentes (cuyos padres no tuvieron temor en llevarlos) disfrutaron, utilizando los diferentes medios tecnológicos puestos a su disposición, sin consignas ni declaraciones a favor o en contra de nadie en sus pantallas, además de la existencia de una piñata, globos, caramelos y regalos.

Fotos W,López

Lo que sucedió en estos tres días, no tuvo nada que ver con el histérico, amenazador y provocador editorial de un sitio web gubernamental que, no podía ser de otra forma, planteó que era un festival patrocinado y financiado por la CIA, el FBI, la SINA y, pienso que no los incluyeron por falta de espacio, el MOSSAD israelí, la ex KGB soviética, la ex STASSI alemana, el M-5 británico y otras agencias más, con objetivos desestabilizadores y, tampoco podía faltar, contrarrevolucionarios, dos palabritas imprescindibles del lenguaje oficialista. Continuando la escalada manipuladora, ayer el diario Granma informó en primera plana, que más de 100 mil personas habían asistido a festival cubano de informática, realizado en los 600 Joven Club de Computación y Electrónica, existentes en Cuba. Sin lugar a dudas, este festival fantasma fue traído por los pelos, para contrarrestar el otro y, lo de los 600 clubes participantes ofrece dudas, pues es de conocimiento público que la mayoría tienen equipos obsoletos, muchos con desperfectos o fuera de servicio y carecen de conexión a la Internet. Como si no fuera suficiente, en la página 5 insertó un artículo sobre los millones de dólares que destina Estados Unidos a la subversión en Cuba, repitiendo las mismas acusaciones contra los denominados ciberdisidentes y periodistas independientes.

Llama la atención que el sitio, al igual que otros, fue invitado a participar, en un intento de dialogar, algo que siempre ha sido una constante y que se continuará practicando, pero respondió con el editorial de marras. Con estos personajes cavernícolas, que no se sabe si actúan así por radicalismo o por oportunismo, que ven conspiraciones por doquier, el diálogo necesario para resolver nuestros problemas y restablecer la unidad de la Nación, parece prácticamente imposible. Pienso que no todos los que escriben en estos sitios gubernamentales, comparten tales criterios intolerantes y que, más temprano que tarde, descubrirán la verdad.

En resumen, el Festival Clic, a pesar de los malos augurios de algunos pesimistas, la distorsión por los voceros gubernamentales de sus verdaderos objetivos, las presiones y estos absurdos ataques, resultó todo un éxito, y los participantes aprendimos un poco más sobre tecnología, además de ampliar el círculo de nuestras relaciones humanas con personas de diferentes visiones (una única visión no es suficiente), respetándonos mutuamente. Lo importante es que fue un Festival que terminó alegremente, sin tomar acuerdos, firmar compromisos ni hacer declaraciones y esto, en nuestro país, ya es mucho.

About these ads

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Luces de un Festival

  1. Gracias Dámaso por brindarnos esa información. Le añado que según información que obtuve en el Blog de “CUBADEBATE”, el 22 de junio del presente, se mencionaba entre a los patrocinadores de ese “Festival Clic” en Cuba, al BBVA, [Banco Bilbao Argentaria] donde un periodista español llamado Javier Couso hace la denuncia y los llama “mercenarios” e incluso hace fuertes críticas a Yoani Sánchez, lógico que se ve la tendencia a la izquierda del periodista. Lo importante que en medio de tantas dificultades que ustedes tienen lograron su próposito y eso es lo que importa, saludos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s