De fracaso en fracaso

Foto Peter Deel

Según las cifras oficiales conocidas, la zafra 2011-2012 (aún sin concluir) sólo alcanzará 1,4 millones de toneladas de azúcar, similar a la del año 1895 del Siglo XIX, cuando comenzó la Guerra de Independencia contra el dominio español. ¡Tal parece que no han transcurrido 117 años! En otros renglones económicos los fracasos, como las penas de la conocida canción, también se agolpan: en la producción de leche, de carne de res y de cerdo, de vegetales, de frutas, etcétera. Del pescado es mejor ni hablar, pues parece que vivimos en un territorio sin acceso al mar y no en un archipiélago. Muchas de las tierras improductivas de las granjas estatales llenas de marabú, siguen improductivas y llenas de marabú, en espera de alguna decisión celestial que obligue su entrega a los campesinos, aunque sea en usufructo y no en propiedad (¡del lobo un pelo!), y el acopio (también estatal) de los productos del agro continúa de mal en peor. La venta de materiales de construcción a la población, para la reparación de sus viviendas, no satisface la demanda, siendo además caldo de cultivo para la ilegalidad y la corrupción, la cual impera en muchas esferas de la sociedad, a pesar de la persecución y represión desatadas, al no atacar sus raíces (los bajos salarios en moneda nacional, que no cubren las necesidades mínimas para subsistir).

En las denominadas tiendas recaudadoras de divisas, el desabastecimiento de productos fundamentales llama la atención, mostrando anaqueles vacíos o con algunos pocos productos exóticos, que nadie compra debido a sus elevados precios. Para apretar más el cinturón de los ciudadanos, las nuevas regulaciones de aduana a aplicarse próximamente (a cada rato se modifican), eliminan a los productos alimenticios de la exención de que disfrutaban desde hace algunos años. Ahora forman parte del peso en kilogramos autorizado a entrar. Como suele repetir el inteligente Bobo de Batabanó: ¡Éramos pocos y parió Catana!.

Las pocas medidas tomadas, autorizando con limitaciones lo que nunca debió haberse prohibido (compra-venta de viviendas y vehículos, pequeños negocios privados, algunos oficios por cuenta propia, etcétera), no inciden directamente en las causas de la crisis económica nacional, pues se refieren principalmente al área de los servicios y no a la de la producción.

A pesar de los discursos, de las declaraciones oficiales, de los artículos en la prensa y del triunfalismo de los noticieros, tanto de la televisión como de la radio, ésta es la grave situación real, muy difícil de ocultar a los ojos de la población, que tiene que sufrirla diariamente.

Debido a esto, llama la atención que se dedique tanto tiempo y espacio a criticar lo poco que ha hecho el Presidente de los Estados Unidos (nuestro eterno enemigo), en sus casi cuatro años de gobierno, sin decir nada sobre los cuatro del nuestro. Cuatro años equivalen, en la mayoría de los países democráticos, a un periodo presidencial completo. Hasta ahora no aparecen por ningún lado resultados visibles, reales y estables, ni tampoco se palpa el inicio de ninguna solución a nuestra prolongada crisis. A pesar de la actualización del modelo y de repetir hasta el aburrimiento, con su número de orden y todo, cada uno de los lineamientos, seguimos avanzando hacia atrás, como el cangrejo. ¡Tal vez esa sea la nueva forma de avanzar en el socialismo del Siglo XXI, y estoy demostrando mi analfabetismo económico! De todas maneras, el túnel sigue tan oscuro como antes, no se divisa ninguna luz y el tiempo transcurre inexorablemente.

Acerca de Fernando Damaso Fernandez

Fernando Dámaso Nací en 1938, en La Habana. Soy Sagitario. Estudié en los Escolapios de la Víbora y me gradué de Perito Mercantil. Trabajé en publicidad (investigador de mercado y productor de comerciales y programas para la televisión); también fui militar. Me interesa la literatura, el cine, los deportes profesionales y la naturaleza. Hace años escribo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a De fracaso en fracaso

  1. Triste panorama, allá los que aplaudieron y aplaudieron, allá los que le creyeron su única “verdad” que fue precisamente la mentira.

  2. Lorenzo queser dijo:

    Estos dictadores que solo saben hablar de lo malo que pasa fuera de Cuba lo unico que han hecho es destruir nuestro pais y sumirlo en la mas absoluta miseria por que lo han destruido todo incluyendo el orgullo nacional como era la industria azucarera donde mas de 100 centrales azucareros fueron converidos en chatarra para vendersela a los chinos, porque estos bandoleros cuando se ven sin dinero que los ayude a mantener el poder hacen lo que sea aunque en ello hundan al pais entero y dejen a decenas de miles de trabajadores sin un empleo para mantener a sus familias, obligando a unos a retirarse con pensiones de miseria y a otras a incorporarse al nuevo tipo de trabajo inventado por el Gran Dictador : Estudiar.
    Asi hicieron cuando el famoso canje de dinero, destruir la fortaleza y paridad del peso cubano frente al dolar para crear sus billetes llenos de barbudos y claro la cara del Destructor en Jefe siempre en primera plana
    Asi hicieron cuando obligaron a todo el pueblo de Cuba, ya en Cuba no habian ricos porque ellos los habian exterminado, a si querian comprarse desde un par de medias hasta un carro tenia que ser ha cambio de las joyas que tubieran. Hicieron como los colonizadores nos cambiaron el oro que teniamos por pacotilla, bueno el es mas espanol que cubano.
    Que le digan al pueblo de Cuba que hicieron con los miles de millones que le esquilmaron a los cubanos en ese famoso cambio.
    Que le digan a los cubanos que hay sembrado en los miles y miles de tierras virgenes llenas de arboles frutales y maderas preciosas que el destruyo solo para que los que lucharan en contra de su tirania no tubieran un lugar seguro donde esconderse.
    Que hicieron con los cientos de millones de dolares que, una vez mas, obligo alos cubanos a cambiar por sus chabitos bajo la amenaza de que si no lo hacian ivan arecibir menos.
    Y asi, asi ,asi la lista de las felonias de estos misrables es interminable.
    Ahora est de las famosa reformas es solo una forma de ganar tiempo a ver si surge un milagro, como un gigantesco pozo de petroleo, para mantenerse en el poder para siempre y por siempre.

  3. jose dijo:

    soy peruano y hast ahora solo sabia de cuba de fidel castro lamentablemente, pero la realidad contada por ustedes mismos me da mucha tristeza y pensar que aqui alabamos a cuba por su exelente medicina pero la pobreza que existe va mucho mas alla de cualquier “pantalla”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s